Convivencia navideña. Con dos textos: Regalo de Navidad (Silviano Martínez) y de Leonardo Boff: Navidad: fiesta de la humanidad de Dios y de la comensalidad humana.

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

(Florilegio con fotografías de la convivencia familiar navideña y dos textos). Gráficas de Silviano y cuando su servidor aparece, de seguro son de Diana o de Sandra)

 

(FANT10)

 

 

 

                                         REGALO DE NAVIDAD

 

                                        Silviano Martínez Campos

 

— ¡De seguro fuiste a comprar los regalos para compartir entre tus numerosas amistades!

—  ¡Otra vez tu!, ¿por qué te da por interrumpir cuando escribo?, Ahora le tocaba a La Musa, no a ti.

—Observé el título de tu escrito y me dije: este Silviano está en mis dominios, no es tan objetivo. Además, tan dadivoso, de seguro ya fuiste a mercar tu regalo. Te vi en el centro curioseando aparadores.

—Nada más curioseando, duende indiscreto, la curiosidad es lo único que nos dejó el neoliberalismo. Están de moda los hermanos incómodos y tú eres uno de ellos. Qué es eso de mercar, te creía más moderno.

—Mercar no es arcaísmo, es tan de moda que todo el mundo le está tributando adoración. Por lo demás, soy duende cibernético. Acabo de regresar de la antigüidá y me traje en equipaje uno que otro arcaísmo, para tu regalo.

—Así es, estoy por recibir arcaísmos. El otro día recibí el don de un amora y me lo regaló un niño.

—Estás muy  alrevesado, lo que tú quieres decir es que te regalaron un amor.

—Un amora. Pero mira, duende juguetón, dicen que no se puede regresar al pasado y volver, así es que no fuiste a la antigüidá. En cambio sí puedo viajar al futuro y traer de regreso  mi presente. Voy y vengo y te traigo un amora.

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

—Voy y vengo y te traigo un amor.

—Voy y vengo y te traigo un amora.

—Voy y vengo y te traigo una cruz.

—Voy y vengo y te traigo una esperanza.

—Voy y vento y te trago una A.

—Voy y vento y te traigo una Z-

—Voy y vengo y te traigo un pez.

—Voy y vengo y te traigo pan y vino.

—Me trambuluqueaste, ¿cómo viajas al futuro?.

—Dí  tu primero, ¿cómo viajas al pasado?.

—Me trepo en la espalda del tiempo y dejo llevarme por sus alas. El aleteo en su vuelo me transporta poco a poco a las regiones donde surgen los sueños. Capto las claves perdidas y desando el camino guiándome por el parpadeo de las estrellas o el suspiro de los grillos. Te toca.

—Eso está muy oscuro y ni es tan original. Yo atrapo un rayo de sol y como la araña en su hilo me transporto a la velocidad del pensamiento, vago por galaxias y universos y te traigo noticias de lo maravilloso. Sigues.

—Eso es sicodélico y ni tan original. Yo hago mía una canción ranchera, desentraño su compás terciario o cuaternario y me remonto al tiempo en que el hombre cantaba y bailaba en amistad con plantas y animales aceptando los aplausos de la Luna. Sigues.

—Eso es premoderno, ya hasta la pisamos. Yo  pido prestado a Mozart y a Beethoven ese compás terciario y cuaternario, los comparo con tu canción ranchera y luego verifico si en ellos pueda estar la clave del mundo. Vas.

—Eso es megalómano. Yo pregunto a una etnia, arcaísmo viviente, por qué se conforma sólo con tierra, pan, escuela, medicina, le  respeten su ser y su pasado y la dejen vibrar con su cultura enamorada del Universo. Te toca.

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? SDC14673 ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

—Eso es anticuado. Por eso estoy de acuerdo y pregunto a un imperio, a un potentado, por qué siega su futuro cerrando el paso a la gran ciudad del mundo, la gran Jerusalén de la unificación humana, e impide hacer real la utopía de la Nueva Tierra. Sigues.

—Eso es ideológico, además de pretencioso. Te regalo el arcaísmo del pez, y de paso una cruz: ICHTHUS (pez, en griego) =Iesus Christos Theou Uios Soter=Jesucrisato, Hijo de Dios, Salvador.

—Te regalo un Amor A y de paso una esperanza. Amora, aroma de Navidad, la sonrisa de un niño callejero.

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

—¿Y cómo viajaste al futuro?

—De la primera A, el presente, a la segunda A, el futuro. Regreso leyéndola al revés y te regalo un amora, un aroma, el aroma navideño de la sonrisa de un niño, un regalo navideño recibido en la calle, uno de esos días atribulados. ¿Y cómo regresaste al pasado?.

—Igual, te dije que era Amor, lo leí al revés y resulta Roma, y es lo mismo. Al calvario se regresa por Roma y por Roma se viaja al futuro. Para regresar lo lees al revés y queda AMOR. Es lo mismo: Amor, Roma, A Roma, Aroma, Amor A.

—Ahora tú me trambuluqueaste. Nada de eso es novedoso, se me hace que ambos la regamos.

—De eso se trata, muchachito, de regarla. Regar por todos lados la noticia de que la sonrisa de un niño, recibida con devoción,  puede darte la clave del mundo. ¿O a poco en el Jesús niño no podemos estar recibiendo el regalo de la sonrisa de Dios?

—Ora sí te agarré, duendecillo, con que te incluyes, ¿por qué?

—Porque soy tú mismo que te preguntas desde el presente y te contestas desde el futuro. En cambio, tú eres un traidor.

—Ya lo sabía, ni me cuesta reconocerlo. A lo largo de la vida no sólo me he traicionado a mí mismo, sino he sido traidor al negar en hechos y palabras la buena noticia que nos cayó desde las alturas.

—No hombre, eres un traidor porque tráis desde el presente al futuro los lamentos del hombre afligido, las quejas contra los hermanos incómodos, las angustias de los torturados por la vesanía o el hambre, en los aromas de las oraciones concertadas en la comunidad creyente.

—Y tú eres también un traidor porque tráis al presente la esperanza vital cifrada en la sonrisa de un niño, la confianza en una comunidad orante, la certidumbre de que quien hace la paz y la justicia está sacando para él y para todos,  el pasaporte hacia la Tierra  Prometida,  el gran Regalo de Navidad, me lo dijo un pececito.

—Siempre que nos trenzamos en polémica quedamos tablas. Te dejo, escríbele a tu musa.

—Musa de los Vientos: por culpa de un duende entremetido, no logré elaborar una carta navideña dirigida a ti, en la cual pretendía pedirte, como regalo de Navidad, me dieras paz y bien y lo hicieras extensivo a mis familiares, amigos de Guía, Etcétera, Porqué, colegas y a todo el mundo y, desde luego, a mis posibles lectores.

—Narciso pretencioso: tus deseos sean cumplidos. Desde la muerte (es un decir) de Chon y de Benita, te me había olvidado, así es que para comunicarme hoy contigo, me disfracé de duende y has de disculpar la treta.

 

(Publicado en GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México, Las Ventanas Pág. 4-B, 22/XII/1996. Y en  ETCETERA, semanario, La Piedad,   Mich.,   17/I/1997 )

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

++++++++++

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

NAVIDAD: FIESTA DE LA HUMANIDAD DE DIOS Y DE LA COMENSALIDAD HUMANA

24/12/2014

La Navidad está llena de significados. Uno de ellos ha sido secuestrado por la cultura del consumo que, en vez del Niño Jesús, prefiere la figura del vejete bonachón, Papá Noel, porque es más llamativo para los negocios. El Niño Jesús, por el contrario, habla del niño interior que llevamos siempre dentro de nosotros, que siente necesidad de ser cuidado y que, una vez que ha crecido, tiene el impulso de cuidar. Es ese pedazo de paraíso que no se ha perdido totalmente, hecho de inocencia, de espontaneidad, de encanto, de juego y de convivencia con los otros sin ninguna discriminación.

Para los cristianos es la celebración de la “proximidad y de la humanidad” de nuestro Dios, como se dice en la epístola a Tito (3,4). Dios se dejó apasionar tanto por el ser humano que quiso ser uno de ellos. Como dice bellamente Fernando Pessoa en su poema sobre la Navidad: «Él es el eterno Niño, el Dios que faltaba; el divino que sonríe y que juega; el niño tan humano que es divino».

Ahora tenemos un Dios niño y no un Dios juez severo de nuestros actos y de la historia humana. Qué alegría interior sentimos cuando pensamos que seremos juzgados por un Dios niño. Más que condenarnos, quiere convivir y entretenerse con nosotros eternamente.

???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

Su nacimiento provocó una conmoción cósmica. Un texto de la liturgia cristiana dice de forma simbólica: «Entonces las hojas que parloteaban, callaron como muertas; el viento que susurraba, quedó parado en el aire; el gallo que cantaba se calló en medio de su canto; las aguas del riachuelo que corrían, se estancaron; las ovejas que pastaban, quedaron inmóviles; el pastor que erguía su cayado quedó como petrificado; entonces, en ese preciso momento, todo se paró, todo se silenció, todo se suspendió: nacía Jesús, el Salvador de las gentes y del universo».

La Navidad es una fiesta de luz, de fraternidad universal, fiesta de la familia reunida alrededor de una mesa. Más que comer, se comulga con la vida de unos y otros, con la generosidad de los frutos de nuestra Madre Tierra y del arte culinario del trabajo humano.

Por un momento olvidamos los quehaceres cotidianos, el peso de nuestra existencia trabajosa, las tensiones entre familiares y amigos y nos hermanamos en alegre comensalidad. Comensalidad significa comer juntos reunidos en la misma mesa como se hacía antes: toda la familia se sentaba a la mesa, conversaban, comían y bebían, padres, hijos e hijas.
La comensalidad es tan central que está ligada a la aparición del ser humano en cuanto humano. Hace siete millones de años comenzó la separación lenta y progresiva entre los simios superiores y los humanos, a partir de un antepasado común. La singularidad del ser humano, a diferencia de los animales, es la de reunir los alimentos, distribuirlos entre todos comenzando por los más pequeños y los mayores, y después los demás.

La comensalidad supone la cooperación y la solidaridad de unos con otros. Fue ella la que propició el salto de la animalidad a la humanidad. Lo que fue verdad ayer, sigue siendo verdad hoy. Por eso nos duele tanto saber que millones y millones de personas no tienen nada para repartir y pasan hambre.

El 11 de septiembre de 2001 sucedió la conocida atrocidad de los aviones que se lanzaron sobre las Torres Gemelas. En ese acto murieron cerca de tres mil personas.

Exactamente en ese mismo día morían 16.400 niños y niñas con menos de cinco años de vida; morían de hambre y de desnutrición. Al día siguiente y durante todo el año doce millones de niños fueron víctimas del hambre. Y nadie quedó horrorizado ni se horroriza delante de esta catástrofe humana.

En esta Navidad de alegría y de fraternidad no podemos olvidar a esos que Jesús llamó “mis hermanos y hermanas menores” (Mt 25, 40) que no pueden recibir regalos ni comer alguna cosa.

Pero no obstante este abatimiento, celebremos y cantemos, cantemos y alegrémonos porque nunca más estaremos solos. El Niño se llama Jesús, el Emanuel que quiere decir: “Dios con nosotros”. Viene bien a la ocasión este pequeño verso que nos hace pensar sobre nuestra comprensión de Dios, revelada en Navidad:

Todo niño quiere ser hombre.
Todo hombre quiere ser rey.
Todo rey quiere ser ‘dios’.
Solo Dios quiso ser niño.

Feliz Fiesta de Navidad del año de gracia de 2014.

Traducción de Mj Gavito Milano

???????????????????????? ???????????????????????? SDC14715 ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ???????????????????????? ????????????????????????

 

 

 

 

Anuncios

ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. ¿AHORA ES LA HORA DE LA HORA?; ESQUILO, SÓFOCLES, EURÍPIDES, MEXICANOS; LA DEBILIDAD INSTITUCIONAL DENUNCIADA POR EPN; CUANDO LA PUDRICIÓN NOS ALCANCE

Dom 12-10-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: ¿Ahora es la hora de la hora?

  • Tlatlaya e Iguala, ¿punto de retorno?

 

  • No queda más camino; sólo la paz

Cuando Felipe Calderón Hinojosa, el niño testadura, cabezahueca, de la clase del gran Carlos Castillo Peraza (muy inteligente para haber sido panista), era presidente, los mexicanos ya no soportábamos la fetidez de la muerte. El territorio nacional era un campo de guerra sembrado de cadáveres.

¡Cuántos fueron ejecutados en ese sexenio de la corrupción y la impunidad! Calderón dejó inclusive un monumento estúpido (mil millones de pesos) – la estela de luz- que los mexicanos rebautizaron con el nombre de Estela de la Corrupción.

Algunos expertos, entre ellos agencias estadounidenses antidrogas, calcularon que unos cien mil, y pudieron haber sido más. Gobernación estima que unos 70 mil. De cualquier forma, son un chingo.

El promedio diario de cadáveres hallados en el territorio nacional – mutilados, decapitados, desmembrados, descuartizados con sevicia, con saña -, si mal no recuerdo, fue de 20; digamos que de 20…

Imposible vivir en este país. Muchos emigraron. Las poblaciones fronterizas del otro lado cobijaron a muchos mexicanos, porque era materialmente imposible, asfixiante, “vivir” en México.

Una historia de sangre, dolor y lágrimas: Levantados, secuestrados, desaparecidos (cientos de migrantes), asesinados, masacrados (como los de San Fernando), jovencitas violadas y asesinadas (asesinatos llamados feminicidios), e incontables daños colaterales, principalmente de niños y de adolescentes.  Crímenes cometidos al alimón por miembros del narcotráfico y el crimen organizado y policías, soldados y marinos.

El cambio con Peña Nieto inyectó esperanzas a muchos mexicanos, sobre todo a los que votaron por él. Creyeron en sus cien compromisos leídos por él mismo el día de su protesta como presidente, en palacio nacional. Una de ellas era recuperar la paz.

Pero no sólo no se ha recuperado la paz, ni siquiera en Michoacán, donde actúa un llamado Comisionado, que más bien opera como gobernador verdadero.

Y las cosas han llegado al extremo, sin parecer que nadie de la clase gobernante se haya dado cuenta, ni asesores, ni los estrategas de la inteligencia política y militar, ni los encargados de aplicar la política social, más preocupados por su imagen de redentores en quienes nadie cree, como es el caso de la ex izquierdista y dedo chiquito de Cuauhtémoc Cárdenas quien la hizo jefa de gobierno del DF, Rosario Robles Berlanga.

Dos gravísimos sucesos han encendido las luces amarillas para que el gobierno federal tome conciencia de dónde está parado, de que la estrategia ha fallado hasta el momento; haga un alto en el camino equivocado. Haga un recuento, una evaluación y concluya que va por una autopista que no lleva a ninguna parte.

Tlatlaya e Iguala, con la sangre derramada, con la muerte desparramada en fosas comunes, con el tableteo de las ametralladoras contra los cuerpos inermes, hoy por hoy, son el punto de retorno o no retorno, el punto de quiebre, de inflexión.

Podemos hablar ahora de antes de Tlatlaya e Iguala y después de Tlatlaya e Iguala. Lo que decida el alto mando será definitivo. Y más le vale decidir lo correcto. Ya no más equivocaciones. Pero la decisión no camina de la mano de la violencia institucional, como dicen los abogados. No. Esa no sirve. Engendra más violencia reaccionaria. Es como una culebra que se muerde la cola y se muerde la cola, y se muerde la cola…

No queda más camino que la paz. Los mexicanos ya no pueden continuar siendo enterrados en panteones clandestinos, mientras, se agudiza la pobreza generalizada.

Este año se pretendía un 6 por ciento de crecimiento de la economía y, con trabajo, ésta crecerá 1.6 que sirve para maldita sea la cosa.  Se pretendía que la productividad se incrementara casi un 5 por ciento, y con trabajos crecerá 2 por ciento.

Y según el secretario Luis Videgaray, la desaparición de los normalistas en Iguala, Guerrero, puede afectar la percepción del País ante inversionistas extranjeros. Y además, como lo dijo el líder de la chuchada perredista, Miguel Alonso Raya, el país no está para lujos como un (multimillonario y lujurioso) avión presidencial.

Ubinam gentium summus, Catilina!

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

++++++++++

Jue 09-10-14 Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo:  Esquilo, Sófocles, Eurípides, mexicanos

  • El gran teatro mexicano, o el arte de sobrevivir

 

  • El drama puede convertirse en tragedia griega

¡Ahora, señores, termina el teatro y comienza la vida!, exclamaba el maestro Hugo Gutiérrez Vega cuando, allá por los finales de los 50, presentaba una obra teatral de aquellos maravillosos “Cómicos de la Legua”, fundados él, indicando que la vida real era una obra de teatro y la actuación de los actores en el escenario era realmente la vida.

Pues este gran teatro – que no puede llamarse vida para la mayoría de los más o menos 120 millones de mexicanos – está presentando, y ya desde mucho, una tragedia que ni los grandes de la literatura griega – Esquilo, Sófocles o Eurípides – hubieran concebido.

El escenario, o los escenarios mexicanos, son nebulosos, diabólicos, con olor a flores de cementerio, y los actores no saben hacia dónde moverse, ni qué decir, ni qué improvisar, menos el libreto de la obra.

Y los directores de este gran teatro, escritores, adaptadores, directores de escena, tramoyistas, apuntadores, andan tan perdidos, como Caín, el hermano asesino, condenado según la leyenda, a nunca morir, a siempre vivir por lo siglos de los siglos amén, en este valle de lágrimas, como castigo por el asesinato de Abel, el protegido y consentido de las divinidades.

Peligra la república, si podemos darle vida a ese latinajo que todo el mundo académico y político emplea, pero que per se no significa maldita sea la cosa. Pero digamos que la república somos usted y yo y todos los seres humanos que nacemos, crecemos, amamos y morimos en esta tierra de volcanes, tan diversa y a la vez tan provinciana.

La bomba que puede estallarle en las manos a la clase política y a la empresarial está incubándose en el corazón individual y colectivo de legiones de jóvenes con un presente de miedo y con un futuro en el que sólo pueden estar seguros de la muerte, y muerte de cruz, porque en este espacio todos los que mueren, hasta los que no morían antes, mueren crucificados.

No hay oportunidades, no hay empleos remunerados, no hay educación generadora de genialidades, no hay comunicación que es lo peor, hay mucho ruido y muchas palabras ficticias, inexistentes, fantasiosas. Los jóvenes de este país caminan, generalmente, con los oídos tapados por unos audífonos de música estridente, porque no ven luz ni palabras o música amables en su caminar. Salieron del vientre materno a recorrer un mundo sin sentido, sin final, o con un final infeliz, como el de la tragedia de Esquilo, de Sófocles o de Eurípides, que desnudaron el alma de quienes en vez de ser actores de su vida, son arrastrados por un viento.

Pero los directores de obra, o sea la clase gobernante, no acaba de darse cuenta de que este gran tumor está lleno de pus que puede estar a punto de estallar. No encuentran el modo, el método para desactivar la bomba. Los explosivos sociales no pueden jamás desactivarse ni con la represión ni con la demagogia. La represión sólo causa muerte, dolor y lágrimas. A la demagogia nadie la cree, como ese acto mediático del secretario Osorio Chong, con las manifestaciones de politécnicos. Burda y simplona comedia, que fue absolutamente rebasada por la ejecución de presuntos criminales rendidos en Tlatlaya, o la desaparición y asesinato – crimen de lesa humanidad – del medio millar de muchachitos estudiantes normalistas en Iguala.

Estos son los capítulos más duros, más graves, más dolorosos, de este acto de la obra de teatro. Pero, cuidado, esto se pondrá rojo como un carbón encendido; puede convertirse en un drama, al estilo Shakespeare, si los directores no entran en razón.

Crear, ya, ya, ya, una “cruzada nacional contra el desempleo”, activando la economía para satisfacer la demanda que presenta la juventud de este país. De paso, le recetarían un golpe mortal a las bandas del narcotráfico y el crimen organizado y a sus protectores o padrinos de entre la clase política.

Pero… pero estas palabras sólo resultarán buenos deseos del escribidor. En este país la clase política no es capaz ni de entenderse a sí misma. Imagine si va a entender y explicar el gran teatro de la quasi vida de millones de mexicanos.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

++++++++++

Mie 08-10-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: La debilidad institucional denunciada por EPN

  • Si el Cisen tenía el expediente Iguala, por qué no se previno

 

  • Los mexicanos no pueden seguir al arbitrio de los criminales

El centro de inteligencia política del gobierno (el Cisen) ya llevaba una bitácora de las ocurrencias perversas en el estado de Guerrero, particularmente en la presidencia municipal de Iguala; las relaciones del alcalde y su familia, y la dominancia de factores criminales en la estructura de poder.

Sabía el Cisen de la presencia de grupos criminales como los autodenominados Guerreros Unidos, y otros tentáculos provenientes de Michoacán. Le seguía los pasos a la autoridad municipal y su familia, como trascendió este martes en medios informativos nacionales y de lo cual dimos cuenta en este espacio de información y análisis.

Por qué, entonces, Iguala parecía no formar parte de la agenda de seguridad pública de la Secretaría de Gobernación, como sí forma parte Michoacán. Nadie volteó los ojos, pese a disponer de suficiente información, a Iguala y prevenir latentes riesgos de ruptura social, política, institucional.

Y más aún cuando Guerrero, más que Michoacán, es un estado eminentemente guerrero. Ha sido cuna de movimientos revolucionarios, guerrilleros, subversivos y han ahí asentado sus reales sembradores de amapola y marihuana (recordar aquella histórica Operación Cóndor).

Guerrero es históricamente proclive al conflicto social, armado, debido a las condiciones de alta marginación y pobreza generalizada en que los gobiernos locales y federales lo han mantenido. El año pasado todo el mundo pudo ver la miseria, el abandono, la exclusión en la que vive la gente de La Montaña, cuando La Pintada fue atacada ferozmente por las intensas lluvias causadas por los huracanes.

Sobra decir entonces que el estado de Guerrero es una de las partes del territorio nacional de esa debilidad institucional de la que advirtió este miércoles el presidente Peña Nieto en Monterrey.

Da esperanzas que el mandatario hable con claridad, sin esos recovecos del discurso político, de “señales de debilidad institucional en algunas partes del territorio nacional.” Ahora Guerrero por la masacre de estudiantes de la incómoda escuela normal rural de Ayotzinapa, pero también puede enlistarse, y en primer lugar, a Michoacán a pesar del encomendero Alfredo Castillo, quien se ha ocupado más de la propaganda para convencer de que está haciendo lo que debe, que de detener a La Tuta, personaje convertido en el ícono del poder real que representa el narcotráfico en el país. En muchas partes, el poder tras el trono.

Le comentaban a este escribidor que muchas autoridades municipales en Guerrero, y muchas corporaciones policiales municipales, responden a las organizaciones criminales y que ello ocurre en su máxima expresión en el municipio perredista de Iguala.

Pero bueno, este espacio no es para dilucidar el complejo tema de la relación poder político-narcotráfico-narcoestado. Si la Cámara de Diputados fuera más rigurosa en su método de investigación y análisis, podría servir de mucho que los miembros del gabinete de seguridad fueran a comparecer para darles información a los diputados de, por ahora, los casos de la matanza de los estudiantes (y si sólo hallaron 28 en las fosas, dónde están los otros 15. ¿Están vivos? ¿Están muertos?), y el fusilamiento en Tlatlaya, en donde soldados del ejército dispararon inmisericordemente contra presuntos criminales ya rendidos.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó este miércoles citar a comparecer a los titulares de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam; de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, y del Cisen, Eugenio Ímaz. La pregunta principal sería la que se plantea en este espacio. Por qué, a sabiendas de lo que estaba ocurriendo en Iguala, no se actuó para prevenir cualquier inclusive remota posibilidad de un hecho que sería lamentable. Y cuán lamentable es que 43 muchachitos, hijos de campesinos pobres, que pretendían una vida mejor, hayan sido privados de la vida con los métodos criminales más sádicos, que superan los métodos más sofisticados de mentes criminales enfermas registradas por la historia universal.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

++++++++++

Mar 07-10-14

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo: Cuando la pudrición nos alcance

  • Más allá de las complicidades en Guerrero

 

  • Amapolas y política, o ¿gobierno del narco?

Los Chuchos deben de estar poniendo changuitos, pues su suerte. no su prestigio porque nunca lo han tenido, está en juego en las fosas clandestinas donde fueron localizados los restos de los jovencitos masacrados por los Guerreros Unidos.

Corrupción, connivencia, complicidad de autoridades locales con el narcotráfico. Y… el agua podrida podría anegar hasta palacio de gobierno en Chilpancingo, cuyo principal inquilino es el “primer perredista” de Guerrero”.

Un informe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) confirma que José Luis Abarca Velázquez, alcalde de Iguala con licencia, tiene estrechos vínculos con grupos del crimen organizado que operan en la zona norte del estado. Gracias a los nexos de su esposa, suegra y cuñados con el extinto Arturo Beltrán Leyva, Abarca Velázquez, quien sirvió a este capo de lavador y prestanombres, pudo levantar en pocos años una fortuna considerable, dice el documento en poder del diario mexicano El Universal.

Qué revelación, en momentos en que la masacre de estudiantes perpetrada por miembros del crimen en el municipio de Iguala conmociona por lo menos a los medios de información y a  los sectores populares.

El gobernador Ángel Aguirre no sólo debe advertir que, si su renuncia sirviera. la presentaría. Ya debió de haber pedido licencia, ya que un puesto de elección popular es irrenunciable. Ya debió de haber puesto en manos del Congreso local la gubernatura, para que las autoridades ministeriales puedan investigar el delito de lesa humanidad perpetrado por miembros de la organización criminal Guerreros Unidos, íntimamente ligada con prominentes integrantes de la clase política gobernante en el estado.

Va a salir mucha porquería de los drenajes de la política guerrerense con esta masacre. Mucho trabajo para Chucho Murillo Karam.

Y mientras, los diputados siguen dando vueltas y vueltas a la palabrería y a la demagogía, creando comisiones y comisiones y parloteando a lo zonzo en tribuna. Y la referencia es para todas las bancadas. Ahora crean la quinimilesima comisión para dar seguimiento a las investigaciones de la masacre.

La nueva instancia legislativa, que sale sobrando como todas las comisiones que conforman los diputados, estará conformada por siete integrantes, uno por cada grupo parlamentario representado en San Lázaro y será presidida por el panista Guillermo Anaya. Los diputados federales por Guerrero declinaron participar para no sea juez y parte.

Titulado Avances en la investigación sobre los hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Iguala, Guerrero, el informe interno, fechado el 1 de octubre pasado, destaca, que el alcalde logró sobornar a las dirigencias estatal y nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), a través de diversos mecanismos, como la entrega de dinero en efectivo y apoyos en especie destinados a la operación de dichos comités.

Además, uno de los cuñados del alcalde, de nombre Salomón Pineda Villa El Molón, estuvo preso en el Cefereso de Matamoros, Tamaulipas, cumpliendo una condena por delitos contra la salud. Fue liberado en junio de 2013 y de forma inmediata retomó sus actividades criminales y se convirtió en el jefe de plaza en Iguala para el cártel.

Otros dos de sus cuñados, Alberto Pineda Villa El Borrado y Mario Pineda Villa El MP, fueron operadores de los Beltrán Leyva durante muchos años; sin embargo, el distanciamiento con este capo originó la ejecución de ambos. María Leonor Villa Orduño, la suegra de Abarca Velázquez, también se encuentra relacionada con Arturo Beltrán Leyva, dado que fungió como su operadora y prestanombres.

Sobre los hechos violentos del pasado 26 de septiembre, el documento establece que, luego de realizar una movilización en Iguala, un grupo de alrededor de 100 estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos pretendía trasladarse a la Plaza de las Tres Garantías, ubicada en el zócalo de esa población, donde a las 18 horas la esposa del alcalde, María de los Ángeles Pineda Villa, rendiría su segundo informe de labores como presidenta del DIF Municipal.

Por ello, señala que Pineda Villa le ordenó a su jefe de seguridad que le comunicara al director de Seguridad Pública Municipal, Felipe Flores Velázquez, que no debía permitir que los estudiantes de Ayotzinapa llegaran al lugar del evento, para lo cual debía de implementar un operativo que frenara su avance y los replegara. Y luego toda la historia ya c conocida.

fgomezmaza@analisisafondo.com

www.analisisafondo.com

++++++++++

MOSAICO, 28-VIII-014

 

 

Martínez Campos, 28-VIII-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 28 de Agosto.-  COMO PARA QUITARLE a uno lo sabiondo, si es que así lo pretende, recuerdo alguna vez, en un aula, un maestro (verdadero maestro de las sabidurías ancestrales) expuso un esquema que apenas recuerdo y si no lo digo exacto, no importa, no es examen. De lo que llamamos nuestra realidad, cada uno conoce algo que los demás no conocen. Los demás conocen de uno, algo que no conoce uno. Y, claro, uno conoce de los demás algo que no conocen de sí mismos. Y hay algo de los demás y de uno, que ninguno conoce. Y a esta dimensión es a la que debe llegar el mensaje de fondo (se refería al Evangelio, a la Buena Nueva). Y fuera de ese ámbito que refiero, alguna vez en una reunión amistosa, donde estaba un jesuita, don Luis del Valle, cuando era muy de moda la reflexión católica desde América Latina (y aún es vigente, aunque no se crea), a una afirmación de  él, hice la observación de que si eso no perturbaba conciencias. Y dijo: a quien no tiene conciencia, de las cosas, no se la perturba. Y su plática, siempre, matizada con una benevolente sonrisa. Digo esto, porque hablar uno de sí mismo, puede que a veces choque, pero pues de quién sabe uno un poco más, si no es de uno mismo. ESTO A PROPÓSITO y a manera de justificación, porque estoy viendo una nota de Carlos Ruvalcaba titulada “El arte de Raúl Anguiano en Zamora”, que aparece en la sección cultural del más reciente número de GUIA. Hace referencia la nota, a una exposición en dicha ciudad, con obra del pintor mexicano. Resulta que, hará ya 57 (cincuenta y siete años) durante mi paso efímero de unos meses por un diario capitalino, Zócalo, y dado que me defendía un poco en la redacción por mi brochazo de retórica en el internado, me  pusieron a entrevistar personalidades del arte. No debió estar tan mal lo que hice, puesto que me dieron una columnita titulada Semblanzas. Que recuerde, hice pequeñas semblanzas de su vida y obra, enfoque periodístico  pues, de Carlos Alvarado Lang, pintor  piedadense, Octaviano Valdés, académico de la lengua (me regaló un librito suyo) del poeta Alfonso Junco, a quien le pregunté cómo se aprendía a escribir y me dijo: echándose al agua, se aprende a nadar, escribiendo, se aprende a escribir. A un sacerdote marginal que no recuerdo el nombre, pero hacía buenos versos; a una pintora que me puso una avergonzada (acepto que a mis 22 años no tenía mucha experiencia de mundo en la gran ciudad de México), porque le pregunté su edad. Y a Raúl Anguiano, en su departamento por allá por la Avenida Alvaro Obregón, si mal no recuerdo. Me regaló una litografía suya, pero me apena decir que en mis andanzas descubriendo mundo y en busca de unos pesos para mí y  para mis padres, no supe ni dónde quedó la litografía. Y en ese periódico, seis años antes de meterme a estudiar periodismo y ocho antes de empezar a ejercerlo de manera profesional (ya casi cincuenta), también escribí artículos, comentarios, uno de ellos titulado “Historia del Pueblo Olvidado”, sobre Ziquítaro y sus conflictos. Muy retórico, claro, pero en el “hablé” de mi ronco pecho. Nadie es perfecto y menos si no calibra el aquí, y el ahora, a la hora de entrevistar a un amigo del mero mero. Así que hice mutis o me hicieron hacerlo. Pero fue para bien, porque desde entonces, y por nueve años más o menos, me lancé de plano al estudio en la benemérita Universidad de la Vida, lo que me ha servido de mucho a la hora de lanzarme al agua, como me dijo don Alfonso Junco. DESPUÉS DE LA matazón durante varias semanas, la diplomacia logró una tregua, que ojalá sea definitiva, entre palestinos e israelíes. Pues sí, ambas partes se atribuyen la victoria. Cuestión de propaganda. El hecho en sí, es que la diplomacia, el arte que sólo ellos conocen, desactiva un conflicto tan viejo y ojalá, ahora sí, se encuentren los caminos para desenredarlo. En nuestros tiempos cualquier conflicto donde entran las armas, pone tenso al mundo, literalmente. Hasta donde los muy marginales en el espacio y en el acontecer de aquellas tierras, percibimos que la presión en los medios fue inmensa. Afortunadamente abundan cada vez más las mentes lúcidas, y con una visión planetaria, que en esta como en otras muchas cuestiones ponen,  el interés general por encima del muy particular. Ambos intereses legítimos. Recuerdo haber visto en el Face una opinión en el sentido de que en este conflicto, sólo Dios nos salva. Me permití opinar: Dios y la ONU. LA TRAGEDIA EN Sonora, la contaminación de las aguas por productos contaminantes de lo que se responsabiliza a los de una mina, nos está obligando a que la autoridad, en sus ámbitos locales y nacionales, imponga un control más estricto en el manejo y traslado de los productos tóxicos. Día vendrá en que se irá más al fondo y se neutralice totalmente la química nociva. (www.losnuevostiempos.wordpress.com ).

MOSAICO, 28-VIII-014

Martínez Campos, 28-VIII-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 28 de Agosto.-  COMO PARA QUITARLE a uno lo sabiondo, si es que así lo pretende, recuerdo alguna vez, en un aula, un maestro (verdadero maestro de las sabidurías ancestrales) expuso un esquema que apenas recuerdo y si no lo digo exacto, no importa, no es examen. De lo que llamamos nuestra realidad, cada uno conoce algo que los demás no conocen. Los demás conocen de uno, algo que no conoce uno. Y, claro, uno conoce de los demás algo que no conocen de sí mismos. Y hay algo de los demás y de uno, que ninguno conoce. Y a esta dimensión es a la que debe llegar el mensaje de fondo (se refería al Evangelio, a la Buena Nueva). Y fuera de ese ámbito que refiero, alguna vez en una reunión amistosa, donde estaba un jesuita, don Luis del Valle, cuando era muy de moda la reflexión católica desde América Latina (y aún es vigente, aunque no se crea), a una afirmación de  él, hice la observación de que si eso no perturbaba conciencias. Y dijo: a quien no tiene conciencia, de las cosas, no se la perturba. Y su plática, siempre, matizada con una benevolente sonrisa. Digo esto, porque hablar uno de sí mismo, puede que a veces choque, pero pues de quién sabe uno un poco más, si no es de uno mismo. ESTO A PROPÓSITO y a manera de justificación, porque estoy viendo una nota de Carlos Ruvalcaba titulada “El arte de Raúl Anguiano en Zamora”, que aparece en la sección cultural del más reciente número de GUIA. Hace referencia la nota, a una exposición en dicha ciudad, con obra del pintor mexicano. Resulta que, hará ya 57 (cincuenta y siete años) durante mi paso efímero de unos meses por un diario capitalino, Zócalo, y dado que me defendía un poco en la redacción por mi brochazo de retórica en el internado, me  pusieron a entrevistar personalidades del arte. No debió estar tan mal lo que hice, puesto que me dieron una columnita titulada Semblanzas. Que recuerde, hice pequeñas semblanzas de su vida y obra, enfoque periodístico  pues, de Carlos Alvarado Lang, pintor  piedadense, Octaviano Valdés, académico de la lengua (me regaló un librito suyo) del poeta Alfonso Junco, a quien le pregunté cómo se aprendía a escribir y me dijo: echándose al agua, se aprende a nadar, escribiendo, se aprende a escribir. A un sacerdote marginal que no recuerdo el nombre, pero hacía buenos versos; a una pintora que me puso una avergonzada (acepto que a mis 22 años no tenía mucha experiencia de mundo en la gran ciudad de México), porque le pregunté su edad. Y a Raúl Anguiano, en su departamento por allá por la Avenida Alvaro Obregón, si mal no recuerdo. Me regaló una litografía suya, pero me apena decir que en mis andanzas descubriendo mundo y en busca de unos pesos para mí y  para mis padres, no supe ni dónde quedó la litografía. Y en ese periódico, seis años antes de meterme a estudiar periodismo y ocho antes de empezar a ejercerlo de manera profesional (ya casi cincuenta), también escribí artículos, comentarios, uno de ellos titulado “Historia del Pueblo Olvidado”, sobre Ziquítaro y sus conflictos. Muy retórico, claro, pero en el “hablé” de mi ronco pecho. Nadie es perfecto y menos si no calibra el aquí, y el ahora, a la hora de entrevistar a un amigo del mero mero. Así que hice mutis o me hicieron hacerlo. Pero fue para bien, porque desde entonces, y por nueve años más o menos, me lancé de plano al estudio en la benemérita Universidad de la Vida, lo que me ha servido de mucho a la hora de lanzarme al agua, como me dijo don Alfonso Junco. DESPUÉS DE LA matazón durante varias semanas, la diplomacia logró una tregua, que ojalá sea definitiva, entre palestinos e israelíes. Pues sí, ambas partes se atribuyen la victoria. Cuestión de propaganda. El hecho en sí, es que la diplomacia, el arte que sólo ellos conocen, desactiva un conflicto tan viejo y ojalá, ahora sí, se encuentren los caminos para desenredarlo. En nuestros tiempos cualquier conflicto donde entran las armas, pone tenso al mundo, literalmente. Hasta donde los muy marginales en el espacio y en el acontecer de aquellas tierras, percibimos que la presión en los medios fue inmensa. Afortunadamente abundan cada vez más las mentes lúcidas, y con una visión planetaria, que en esta como en otras muchas cuestiones ponen,  el interés general por encima del muy particular. Ambos intereses legítimos. Recuerdo haber visto en el Face una opinión en el sentido de que en este conflicto, sólo Dios nos salva. Me permití opinar: Dios y la ONU. LA TRAGEDIA EN Sonora, la contaminación de las aguas por productos contaminantes de lo que se responsabiliza a los de una mina, nos está obligando a que la autoridad, en sus ámbitos locales y nacionales, imponga un control más estricto en el manejo y traslado de los productos tóxicos. Día vendrá en que se irá más al fondo y se neutralice totalmente la química nociva. (www.losnuevostiempos.wordpress.com ).